Recorrido

Conoce nuestros hoyos

HOYO 1

Par 5 para empezar. Una calle ancha en la que el drive no debe tener problemas, a pesar del fuera de límites de la derecha, del bunker del dog leg y el agua del fondo. Y, por supuesto, del rough, siempre presente en este campo. El segundo golpe ya se complica más, la calle se estrecha y entran en juego las defensas del green, que no son pocas. Éste presenta dos plataformas bien diferenciadas, la posición de la bandera puede hacer variar mucho la estrategia del golpe de aproximación, que se recomienda prudente.

HOYO 2

El 2 es un hoyo corto pero no por eso fácil de jugar. Los árboles a la derecha del tee dificultan la salida, que hay que centrar bien porque la calle está defendida por bunkers a la derecha y una zona de rough espeso a la izquierda. El green, igualmente, está defendido tanto por árboles como por bunkers y la plataforma presenta dos zonas en desnivel que hay que tener en cuenta a la hora la medir el golpe de aproximación. Los pegadores intentan llegar de uno, pero asumiendo mucho riesgo. Lo razonable es buscar el fondo de la calle y desde allí buscar el green con un palo corto.

HOYO 3

El primer reto serio del campo, un largo par 4 calificado como hándicap 2. La salida desde green es muy franca, desde un ligero promontorio, y las caídas de drive no deben presentar problemas porque la calle es ancha. La dificultad de este hoyo está en el segundo golpe, normalmente a más de 150 metros y ciego. Poner la bola es green no es fácil. La sugerencia es jugar a la derecha del mismo, que tiene caida hacia la plataforma, intentando después un golpe de aproximación desde cerca. Pero el golf es de valientes así que si te animas, adelante. En este hoyo, ver la bola en green de dos es una gozada.

HOYO 4

De nuevo otro par 5 que hay que jugar con conocimiento. La salida está más baja que la calle y la caída del drive es ciega, de manera que uno se pone tenso ya desde el principio. La zona de peligro es por la derecha, donde hay que evitar ir. El segundo golpe es más sencillo y debe consistir en ganar distancia para asegurarse un approach cómodo, toda vez que el green está en alto. A pesar de ser hándicap 8, jugado con cabeza este hoyo no debe presentar ningún problema.

HOYO 5

Cuidado con este hoyo que engaña mucho. Aparentemente, es un primer golpe al fondo de la calle y desde allí aprochar, pero como no seamos precisos el segundo golpe puede complicarse mucho. Según estén las barras de salida el fondo de la calle juega más a menos, los pegadores intentan llegar de uno pero jugándose el score. El green tiene mucha personalidad, apenas caídas visibles pero intensas y siempre está rápido.

HOYO 6

Un magnífico hoyo de golf. Hay que intentar jugar el drive por la izquierda de la calle y evitar el normalmente espeso rough de la derecha, que puede dificultar enormemente el segundo golpe. Lo mismo con el green, rodeado prácticamente en su media mitad de la derecha por un bunker que en la parte frontal casi no se ve. El green, como todos, es grande, de manera que si la bandera está al fondo debes poder jugar hasta dos palos

HOYO 7

Un par tres muy corto, pero, ojo, con un green endiablado. Según dónde esté la bandera es mejor pensar en el tripateo porque la plataforma tiene todas las variantes de caídas imaginables. La zona más cómoda es la izquierda, pero está defendida por un banker frontal y otro lateral. En este hoyo, el viento juega mucho cuando esta presente, tanto a favor como en contra.

HOYO 8

Como se suele decir, unhoyazo de golf. Un par tres para jugadores curtidos, largo, con agua a la izquierda y fuera de límites a la derecha. Si hay algún viento en el momento de jugarlo lo mejor es ser muy precavido y buscar la zona de seguridad de la derecha del green. Pero es difícil verlo así, el hoyo te reta allá a lo lejos y no te sueles amilanar. Sacar aquí un par tiene mérito, el jugador lo entiende al salir del hoyo.

HOYO 9

Un también complicado para terminar la primera vuelta. Si la pones en calle, las posibilidades del par son grandes, pero si vas al enorme bunker de la derecha te puede costar llegar. Un magnífico pino en el centro de la calle completa el paisaje de un hoyo del que quieres salir cuanto antes. la recomendación es jugar desde la derecha del green buscando la zona izquierda de la calle, huyendo de los alrededores del pino.

HOYO 10

La segunda vuelta del recorrido comienza con sorpresa, un par 4 corto pero de armas tomar. Un estratégico bunker en la derecha de la calle hace que el primer golpe deba situarse muy en el centro porque, después, el green nos está esperando con todas las defensas imaginables: agua a la derecha, fuera de límites detrás y árboles y bunker a la izquierda. Un hoyo, en definitiva, donde la concentración del jugador juega mucho y salir airoso eleva la moral.

HOYO 11

Un par 3 asequible que sólo tiene la dificultad de que el green está más alto que el tee de salida y obliga a afinar mucho la elección de palo, sobre todo si hay viento en contra. El green, a su vez, tiene una profundidad de 30 pasos, de manera que pueden hacer falta dos palos más.

HOYO 12

Bonito hoyo, cuya dificultad estriba en las escapadas por la derecha donde se encuentra un grupo de árboles que pueden hacernos perder un golpe. La salida es ciega pero no complicada, basta apoyarse un poco hacia la izquierda porque la caida natural de la calle hará el resto. Este hoyo tiene la singularidad de un bunker de calle que representa las tres culturas de Toledo (cristiana, judía y musulmana).

HOYO 13

El hándicap 1 del campo, un extraordinario hoyo de golf que puede hacerse eterno si no se le juega con respeto. A ambos lados de la calle un rough normalmente denso penaliza mucho el segundo golpe, que si no es largo nos puede dejar en mala posición para alcanzar el green, en alto y defendido por cinco bunkers en línea. Lo ideal es jugarlo como par 5, el resultado siempre nos sabrá bien. Si miramos la calle desde el green se le entiende mejor.

HOYO 14

Este par 5 con forma de media luna tiene un engañoso hándicap 11 que no nos debe confundir. Tiene de todo: fuera de límites a la izquierda y agua a la derecha y ambos juegan. Es importante no perder la calle, además, porque el rough penaliza mucho los siguientes golpes. El green, como todos los de Layos, es grande y movido pero la posición de bandera delantera es problablemente la más complicada.

HOYO 15

Una cucada de hoyo este 15 que, además, es el icono del campo. El green se sitúa en una isla y, si nos dejamos impresionar, sólo vemos agua por todos lados. Su mayor dificultad es la elección del palo, que puede variar mucho dependiendo de la posición de la bandera y del viento. Normalmente, el green recibe bien pero si buscamos bandera podemos llevarnos más de una sorpresa, tanto si la bandera está delante como si atrás. Eso si no caemos en alguno de los dos bunkers, claro.

HOYO 16

Una cucada de hoyo este 15 que, además, es el icono del campo. El green se sitúa en una isla y, si nos dejamos impresionar, sólo vemos agua por todos lados. Su mayor dificultad es la elección del palo, que puede variar mucho dependiendo de la posición de la bandera y del viento. Normalmente, el green recibe bien pero si buscamos bandera podemos llevarnos más de una sorpresa, tanto si la bandera está delante como si atrás. Eso si no caemos en alguno de los dos bunkers, claro.

HOYO 17

El último par 5, también con migacomo los anteriores. Si se juega con prudencia, el par no debe peligrar porque la calle presenta zonas de seguridad que nos ayudarán a conseguirlo, pero como te atrevas con él no estando fino… La parte delantera derecha del green presenta una depresión que puede hacer muy difícil controlar la bola, hay que intentar evitarla.

HOYO 18

Para terminar, este hoyo 18 par 4 y hándicap 5 ofrece varias dificultades que el jugador debe tener en cuenta: fuera de límites a la derecha y un bunker inmenso a la izquierda. El drive debe apoyarse ligeramente a la izquierda de la calle, que es la posición óptima para el segundo golpe. Un green movido, rápido y bien defendido nos espera al final.